winter1.jpgwinter2.jpgwinter3.jpgwinter4.jpgwinter5.jpgwinter6.jpgwinter7.jpg
Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Domingo 30 de Abril de 2017


Reflexión Evangelio Domingo 30 de Abril 
P. Padre Cristian Ogueda, ocd
Tercer Domingo de Pascua

No ser capaz de reconocer a Jesús, esa es la realidad triste de los discípulos de Emaús. Hoy muchos discípulos van tristes por no poder ver a Jesús. Aun así, Jesús está caminando a nuestro lado. El centrarnos en los problemas y frustraciones nos impide darnos cuenta de esa presencia al lado nuestro. Jesús vive y reina al lado de cada ser humano, reconocer y abrirse a esa realidad se llama fe. El que no acepta esa verdad pierde fácilmente la esperanza, como los discípulos de Emaús tiene que decir: “nosotros esperábamos que el liberaría al pueblo”. Hoy podemos añadir “yo esperaba llegar a ancianito con mi marido (mujer, hijo, etc.) y ya ven ya ha partido”, “yo esperaba que me reconocerían en este trabajo, pero ya ven, meses sin trabajo”, etc…

No, dice Jesús, no se debe volver al tiempo atrás ya que “era necesario que ocurriera esa situación” para cumplir las Escrituras, para que la voluntad de Dios se haga plenamente y más profundamente que aquello que anhelábamos de modo tan terreno.
Ve a Jesús el que camina en comunidad, “donde dos o más se reúnen en mi nombre”. Hay dos discípulos reunidos y hablan sobre Jesús, aunque sea un recuerdo de un fracaso para ellos, el solo hecho de recordar a Jesús, de orar aunque sea de un modo débil, ya nos va abriendo para que Jesús pueda entrar a nuestro lado, y hacer camino con nosotros. 
Jesús está aquí y ahora conmigo, contigo, con todos, ¿lo vemos o seguimos tan centrados en el sufrimiento y fracaso que no nos atrevemos a reconocer que ya nuestro corazón arde de modo misterioso?
Sí, el corazón arde , es Jesús volviendo a caminar conmigo. ¿Lo crees?

Joomla templates by a4joomla