Se juntaron más de quinientos Cuasimodistas, entre adultos y la familia en general, para dar gracias a Dios entregando testimonio público de su vida y misión. Peregrinaron con la Custodia  hasta el interior del Templo, para participar de la Misa de  12.30 horas, la que fue presidida por el Administrador Apostólico de la Diócesis de San Felipe, Monseñor Jaime Ortíz de Lazcano.

Los Cuasimodistas se destacan por sus vistosas vestimentas y gritos, mostrando su devoción proclamando énfasis en la Liturgia, como los siguientes: "Santo, Santo, Santo es el Señor Dios de los Ejércitos; llenos están los cielos de la majestad de su gloria".

Gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo"