Sé feliz, reza constantemente y da gracias a Dios

Papa Francisco celebró el Angelus en este tecerdo domingo de Adviento, “Domingo de la Alegría” y con esta idea el Papa comenzó su meditación.

Siempre sé feliz

“La liturgia nos invita a acoger el espíritu con el que acontece todo esto, es decir, la alegría”y parafraseando a San Pablo explicó las tres actitudes de preparación para la Navidad: la alegría constante, la oración perseverante y el dar gracias continuamente”, explicó el Papa.

Reza sin interrupción

Con esta idea el Papa Francisco continuó explicando la preparación que debe realizar el cristiano: “A través de la oración, podemos entrar en una relación estable con Dios, que es la fuente de la verdadera alegría. La alegría del cristiano no se compra, no se puede comprar, proviene de la fe y del encuentro con Jesucristo, la razón de nuestra felicidad. Cuanto más enraizados estamos en Cristo, más encontramos la serenidad interior, incluso en medio de las contradicciones cotidianas “

Dar siempre gracias

El Papa finalizó su meditación explicando que hay que estar agradecidos a Dios, haciendo referencia su amor misericordioso, su paciencia y bondad, viviendo así un incesante agradecimiento”. El Papa puso como ejemplo a la Virgen María de quién siempre podemos confiar: Ella es “la causa de nuestra alegría”.

Tras el ángelus Papa Francisco saludó a los niños y realizó la bendición de los “Bambinelli”.

Esto fue lo que les dijo: “ Y ahora saludo con afecto a los niños que vinieron para la bendición de los “Bambinelli”, organizada por el Centro Oratorios Romanos. Pero, ¡es bello! Es bello que pueda leer desde aquí: el Oratorio es precisamente para cada uno de nosotros, siempre hay un lugar para tí, dice el cartel; ¡siempre hay un lugar para ti!. Cuando rezarán en casa, ante el pesebre con sus familiares, déjense atraer por la ternura del Niño Jesús, nacido pobre y frágil en medio de nosotros, para darnos su amor. Ésta es la verdadera Navidad. Si quitamos a Jesús, ¿qué queda de la Navidad? Una fiesta vacía. No quitar a Jesús de la Navidad: Jesús es el centro de la Navidad, ¡Jesús es la verdadera Navidad! ¿Entendido? ”