Reflexión del Evangelio

Domingo 7 de Enero de 2018
FIESTA DEL BAUTISMO DEL SEÑOR

Este domingo celebramos la Fiesta del Bautismo de Jesús. En el Evangelio escucharemos el encuentro de Jesús y de Juan el Bautista, un encuentro familiar por su parentesco y por la cercanía entre los dos ya manifestada en el vientre de María y de Isabel.

El pasaje Evangelico nos sitúa n una escena de Jesús ya adulta. Juan predica abiertamente y bautiza a sus discípulos y a todo aquel que quiere tener este bautismo, que es un bautismo de conversión. Nos encontramos de nuevo con un Juan, que como en el adviento va preparando el camino a la.mision salvífica de Jesús. Juan lo dirá en el texto que viene otro y con humildad profunda reconoce que no es digno de desatarle las sandalias, como también habla del su bautismo, el que imparte, un bautismo de conversión, un Bautismo con agua, pero advierte que Jesús bautizará con el espíritu santo. En otro texto aparece que será con agua y fuego, dos representaciones simbólicas del Señor Espíritu Santo.

Jesús se somete al Bautismo de Juan, no porque necesitará convertirse sino para hacer una de las primeras manifestaciones de Dios. El sitio el Jordan y la manifestacion se da para que se haga público el deseo de Dios de que sigamos a Jesús y lo Escuchemos acompañado del Espíritu Santo en forma de Paloma, que es otra de los formas simbólicas de representación del Espíritu.

Que este tiempo Ordinario que empieza sirva para ir acercándonos una profunda conversación que se nos regaló el día de nuestro bautismo. Vayamos recordando nuestros compromisos bautismales y que esta renovación sirva para encontrarnos con Jesús y para alejar del corazón el pecado y que retome la gracia a el nuevamente. Que la Paz que viene de Jesús llegue a nuestros corazones y desde ya, vayamos orando por la visita el Santo Padre , el Papa Francisco, que el también sea mensajero de Paz y de luz en nuestro País.