Cientos de peregrinos que concurrieron al Santuario de Auco, para visitar a Teresita y participar del programa de actividades, que dio inicio al Triduo Pascual, el cual estuvo preparado para vivir la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo, nuestro Señor.


Las actividades comenzaron el jueves 29 con la Misa del Señor, donde se realizó el signo del lavado de pies a los discípulos, donde Jesús nos invita a dejar de lado nuestro egoísmo y autocuidado, asumiendo la misión de velar por el hermano que corre el riesgo de caer en las garras del mal, para eso, Él da el ejemplo. Terminada la misa, se inició la Adoración del Santísimo Sacramento, en el cual participaron las comunidades religiosas del santuario y peregrinos que llegaron hasta este lugar.

El viernes 30, comenzó la primera invitación del día con el rezo de Laudes, para más tarde subir hasta el Monte Carmelo y revivir las 14 Estaciones del Camino de la Cruz.  Durante la tarde, siendo las 16.00 horas se realizó la Liturgia de la Pasión en el templo para finalizar las actividades del día con el segundo Vía Crucis en el Monte Carmelo.


El sábado 31, luego de meditar durante la Soledad de María por la mañana y rezar el Rosario en la tarde, al caer la noche, pasada las 21.30 horas, con la bendición del fuego y el agua, se realizó la Solemne Vigilia Pascual en el templo, la cual fue presidida por el Padre Erwin Montoya, ocd, Rector del Santuario.  En un marco de fiesta y alegría, se proclamó la resurrección de Jesucristo quien venció a la muerte.