Con un frío día comenzó esta mañana la Peregrinación de Adultos Mayores, que año tras año se realiza en el Santuario de Teresa de Los Andes.
Esta actividad es organizada por la Vicaría de Pastoral Social Caritas del Arzobispado de Santiago.

Pasado las 9 horas, la casa de Teresita comenzaba a llenarse de muchos colores y entrenidos abuelitos provenientes de diferentes comunas de Santiago, que sin importar la edad, el clima y hasta un fuerte temblor, llegaban felices, llenos de vida y esperanza a saludar a la joven carmelita que les esperaba con sus brazos abiertos en la Cripta del templo.

Fue una jornada multitudinaria con una gran lección por aprender como lo dijera el Padre Jorge Muñoz (Vicario) durante la homilía: "Teniendo tantas razones para estar tristes, lo que más abunda en los corazones de estos abuelitos, es la alegría y gratitud hacia el Señor"

Pasada las 13.00 horas, culminó la Eucaristía que se realizó en la carpa central ubicada en la explanada, ocasión donde muchos de ellos vieron y bailando cuecas, además de disfrutar de una tarde tranquila y rodeada de la hermosa naturaleza del lugar, que les invita a contemplar la creación de Dios.